Con una forma de seguir afianzando su compromiso  con la educación y cultura de los niños y adolescentes del país, la empresa Cortés Hermanos, a través de su icónica marca Cocoa Sobrino, presentó el programa de responsabilidad social Club Sobrino.

Carlos Vélez, Gina Cáceres y Juan Cohén

A través de  esta iniciativa, que se estará desarrollando este año en dos etapas, cientos de estudiantes pertenecientes a diferentes escuelas y liceos del país tendrán la oportunidad de aprender de una forma divertida sobre el cacao y el chocolate en el Centro de Visitantes Cortés, situado en la fábrica de chocolate más grande y moderna de toda la cuenca del Caribe.

Delicias elaboradas a base de Cocoa Sobrino.

Club Sobrino surge para seguir contribuyendo con el propósito de la marca de educar con diversión a las nuevas generaciones de niños y adolescentes.

De acuerdo con Gina Cáceres, gerente de la Marca, los participantes de este programa vivirán una gran experiencia cultural que impactará todos sus sentidos¨.

Tendrán la oportunidad de aprender sobre las etapas del procesamiento del cacao para la producción de chocolate, así como la historia de esta gran empresa que tiene más de 90 años siendo parte de la familia dominicana¨, mencionó Juan Cohen Marmolejos, Gerente del Centro de Visitantes Cortés.

La experiencia de los participantes en el Centro de Visitantes incluirá un recorrido interactivo por el museo, a cargo de Don Chocolatín o Cacaíto, y la elaboración de su batida Sobrino, de fresa o chocolate, disfrutando además de las exquisiteces del restaurante del Centro.

El Centro de Visitantes Cortés está ubicado en el Km 24 de la Autopista Juan Pablo Duarte, en Pedro Brand.

 Sobre Cocoa Sobrino:

Cocoa Sobrino forma parte de Cortés Hermanos desde los años 70, caracterizándose por mantenerse en el mercado como líder indiscutible de su categoría. Entre sus variedades existentes se encuentran chocolate, fresa, natural (amarga) y light, presentes en diferentes formatos.