Durante el popular programa de TV, la artista británica compartió los momentos más duros de su divorcio, ser madre separada o su relación con el alcohol.

La reconocida artista Adele  se sinceró este domingo en el popular espacio de televisión conducido por Oprah Winfrey.  Fue la protagonista del especial de dos horas “Adele: One Night Only “, emitido en la cadena CBS, donde la cantante británica habló sobre los temas que han ocupado su vida en los últimos años.

Compartió con Oprah Winfrey  los momentos más duros de su divorcio, ser madre separada o su relación con el alcohol. También comentó como ha sido su radical cambio de imagen, su pérdida de peso y su nueva ilusión, el agente deportivo Rich Paul.

Durante la entrevista, reveló la angustia que le produjo el fallecimiento de su padre, Mark Evans, alcohólico cuando la abandonó a los tres años, y cómo se recocilió con él poco antes de morir de cáncer de intestino, el pasado mes de mayo. “La absoluta falta de presencia y apoyo de mi padre… Pero finalmente entendí que era el alcohol … Me quitó a mi padre”, dijo entre lágrimas.

Adele le dijo a Oprah que la ausencia de su padre cuando ella era una niña había dado forma a la forma en que navegaba por las relaciones cuando era adulta, y la había hecho lastimar a sus parejas como mecanismo de defensa para evitar lastimarse a sí misma. “Yo lastimé a la primera, no de manera maliciosa, sino para protegerme”, dijo.

La estrella del canto también habló sobre su divorcio y cómo se sintió “avergonzada” de que su relación con su exmarido Simon Konecki hubiera fracasado, al igual que la de sus padres. “Me tomo el matrimonio muy en serio y parece que no … Eso es lo que debería ser. Cuando tenemos hijos, nos quedamos juntos y lo intenté. Estaba tan decepcionada por mi hijo, estaba tan decepcionada por mí misma”, dijo.