Doris Javier
Doris Javier

Directora

Ser una de las actrices más taquilleras de Hollywood le encanta, más no la deslumbra

Ella es sencillamente encantadora. Accesible, inteligente, reflexiva y muy profesional. Así la percibí en esta conversación en la que acortamos distancia gracias a la magia de la tecnología. Ella, en Los Ángeles, en la tranquilidad de su hogar, junto a su familia, y yo en este otro lado del mundo, atenta a cada una de sus expresiones, que irradian la alegría de los sueños logrados, el orgullo y la satisfacción de haber derribado los obstáculos a su paso hacia la meca del cine y la ilusión por los proyectos por venir.

Hablamos de Zoe Saldaña, una de las actrices más taquilleras y admiradas de Hollywood. Un verdadero orgullo dominicano. En una entrevista exclusiva para Roce Social, ella nos abre su corazón, cuenta cómo sus sueños de niña se hicieron realidad en la competitiva industria cinematográfica y muestra su gran sensibilidad humana, su deseo de ayudar y guiar a otros a vivir en un mundo mejor.

Su éxito en la pantalla grande la ha llevado a conquistar corazones en todo el mundo; los jóvenes se sienten identificados con ella, los niños la adoran y los adultos  admiran y respetan su trabajo. Eso es, sin lugar a dudas, lo que más le alienta a seguir su caminar por el embriagante universo de la actuación.

Como actriz son muchos los premios y galardones recibidos, pero confiesa que lo que más le reconforta es ganarse el respeto de personas que admira. “Ese reconocimiento es para mí muy importante… y creo que para todo artista. Si a un crítico le gusta mi trabajo, te digo que eso no me interesa en absoluto, pero que un actor, un director, escritor, productor, agentes que han representado a muchos artistas, me digan que les gusta mi trabajo, eso me mueve mucho”.

Poder llegar a diferentes mercados, penetrar con sus actuaciones a culturas y públicos diversos le dio un gran empuje a su exitosa carrera, que ama profundamente.

ROCE SOCIAL. Al hacer una retrospectiva de su trayectoria en el cine, ¿en qué punto se encuentra hoy Zoe Saldaña?
ZOE SALDAÑA. Me siento como que viene una segunda ola. Este deseo de seguir evolucionando en mi carrera sigue creciendo en lo más profundo de mí. Ya tengo cinco años siendo madre, me los he tomado mental y espiritualmente para enfocarme en los que realmente me está interesando en este momento, que de ahora en adelante son mis hijos y mi familia. En estos seis años, mientras más me enamoraba de mi familia, más distraída me sentía en  mi carrera. Mi mente y mi corazón estaban en mis hijos porque sé que necesitaban más de mí en los primeros años de su infancia. Ahora que están más independientes, siento el deseo de volver a trabajar sin tener esa culpa o esa preocupación que me distraiga. Tengo la paz para concentrarme en lo que amo personalmente como artista.

Una de las primeras apariciones de Zoe en el cine fue en la película «Piratas del Caribe: la maldición del Perla Negra», de 2003.

RS. ¿Cuándo te tendremos de nuevo en la pantalla grande?
ZS. El año que viene iniciaré tres proyectos, esta vez junto a mis hermanas Cisley y Mariel. Ya tenemos un tiempo desarrollándolos y finalmente vamos a poder entrar a un set de grabación. Estamos en los momentos finales de llegar a producción.

En este tiempo ha venido mucha claridad en mí como productora y entre mis hermanas también, porque somos una sola mente cuando estamos creando contenido. Tenemos muchos proyectos en pie, muchas historias que siempre queríamos trabajar bien, para ejecutarlas mejor, y este año hemos tenido esa oportunidad. Tengo muchas ansias de volver a trabajar.

RS. ¿Qué se siente ser una de las actrices más taquilleras?
ZS. Me encanta, ¡jajaja! Se siente muy bien el poder ganar, y a mí me gusta ganar. Soy competitiva, pero de una manera muy saludable; no me comparo con otros. Si me interesa algo, me gusta prepararme, entrenarme y educarme día a día y ver cómo eso me trae los resultados del valor del sacrificio que yo estoy poniendo. También, de una manera espiritual me siento muy agradecida de que, a mi manera, estoy aportando a dejar un buen legado a las personas como yo, para que sientan que ellos también pueden.

RS. ¿Qué significó para ti participar en “Avengers” y en “Guardianes de la Galaxia”?
ZS. ¡Jajajaja! Chulísimo, chulísimo. Que me mire en el espejo por 16 horas y me encuentre verde, y después esté vestida con una espada que no es verdadera… Estar en un mundo tan fantástico, que no es real, me da tanta felicidad, me siento como una niña. Me encanta ser parte de un género de cinema que a los niños y a la gente joven le gusta tanto. Tener  el respeto de esa generación me  fascina.

Zoe Saldaña ​es la única actriz en participar en tres de las cinco películas más taquilleras de todos los tiempos: «Avatar», «Avengers: Endgame» y «Avengers: Infinity War».

RS. ¿La situación que está viviendo el mundo a raíz del COVID-19 ha cambiado tu vida?
ZS. Me encuentro más abierta. Creo que siendo geminiana, sé que soy tan introvertida como extrovertida. La parte extrovertida es la que está más presente en el trabajo, pero en mi vida normal, como persona, soy un poquito introvertida y me protejo mucho. Entonces, este año quiero hablar más sinceramente con la gente, de una manera más personal. Es como que hablemos más sin estatus, sin paredes, hablemos de corazón a corazón, de espíritu a espíritu, para que tengamos buen crecimiento.

RS. ¿En tus sueños de niña ya visualizabas el éxito que has alcanzado?
ZS. No me imaginaba todo esto, jajajajajaja. Del mismo modo, además de ser una persona estratégica, también soy geminiana y vivo en el presente. En ese momento en que tú me entrevistaste para el “Listín Diario”, hace unos años, yo me sentía que había llegado a lo máximo. No es como que estoy aquí y tengo que llegar allí, no soy así. Si solamente llegamos hasta hoy, me siento bien porque trato de vivir todos los días al máximo; siempre estoy planeando para las próximas estaciones, pero bien presente.

RS. ¿Y en la actualidad, cómo ves tu carrera?
ZS. Hoy quizás la visualizo un poco mejor. A la edad que tengo, con el tiempo que le quiero seguir dando a la actuación y luego enfocarme en mi mayor papel, que ahora son mis hijos, mi esposo, mi familia, hoy soy más estratégica[m2] . Ahora quiero que mis hermanas lleguen a un sitial donde ellas se sientan que son la mejor versión de sí mismas; ya lo son, lo sienten, pero se merecen más. También que mi hermano llegue a un punto máximo como artista”.

Ha enfrentado la discriminación con estrategia

Igual que muchas otras actrices de Hollywood, Zoe Saldaña dice que ha sentido el látigo de la discriminación, pero nunca de una manera abierta y consciente. Reconoce que, como latina, no forma parte de la raza más favorecida con los mejores papeles en Hollywood, pero eso no ha sido obstáculo para que hoy esté en los primeros lugares del codiciado círculo de la meca del cine.

“Entre el 80 y 90 % de las películas, de las series de televisión, producciones de libros y de los artistas a los que en el mundo del arte se les rinde homenaje, pertenecen a personas de raza de blanca. Estoy consciente de que, si no se pertenece a esa raza, para lograr las cosas que quieres hacer en el arte, el esfuerzo va a ser mayor. Entonces, cuando audicionas para un papel no te ven para esa representación porque se quiere lo tradicional”, expresa.

Con voz apagada, dice: “Cuando eso pasa hay una parte de ti que te duele y al mismo tiempo sientes esa sensación de impotencia porque es algo que no puedes pelear. Cualquier ruta que tomes para traer justicia va a hacer que seas aún más discriminada. Después no te van a dar empleos”.

Esa es la realidad, pero como profesional enfocada y segura de lo que quiere ha salido gananciosa. “Soy una jugadora justa en un juego injusto. Se aprende a ser más estratégica, son  momentos en los que te encuentras como en una intersección en tu vida y dices: ahora es tiempo de tomar una dirección: O  permito que mi espíritu se amargue por algo que no puedo cambiar, pero que claramente está incorrecto, o cambio estrategia para llegar a tener lo que quiero tomar”.

Resalta que una alternativa para ella es cambiar la estrategia. Si aquí en la tierra no se le permitió hacer un papel con todo derecho y poder, entonces se fue a “residir” para el espacio y se le abrió un abanico de oportunidades.

“Viví ahí por mucho tiempo. Haciendo mi carrera de esa forma tengo una influencia con valor en el mercado del cinema en Asia, en Europa, en Latinoamérica. Ahora estoy jugando un juego en el que con el conocimiento que tengo puedo traerme más justicia”.

Está consciente de que esta es una sociedad capitalista, en la que el dinero es el que habla, y cuando se empieza a ser estratégico en un juego de negocios, los movimientos son más rápidos y mejores.

Comenta que el haber hecho las películas “Avatar”, “Guardianes de la galaxia” y “Avengers” la coloca en el mercado mundial con un valor sostenible, que trae negocios.

“Para mí es como un juego de poder, pero no lo haga por ambición, sino porque quiero que cuando mis hijos estén más grandes puedan ver representaciones de ellos mismos en su nación”, confiesa.

Entre nosotros mismos

Si bien está consciente de la “presencia” viva de la discriminación, tal vez lo más doloroso es reconocer la existencia de ella entre los mismos latinos. 

Siendo una niña de raíces afrolatinas nacida en los Estados Unidos y criada en la República Dominicana, un país latino del Caribe, dice que ha vivido en carne propia la discriminación entre personas de su misma raza. “La viví día a día, y eso nosotros, como naciones latinas, no queremos encararlo porque da mucha vergüenza y mucho miedo enfrentarlo, admitir que el colonialismo destruyó nuestra propia identidad”.

“Ahora que me encuentro mayor y con más conocimiento de cómo ser latina me ha ayudado, pero también me ha dolido, creo que es tiempo de tener esta conversación más a menudo, porque así podemos crecer como raza latina y nos podemos dar mejor apoyo entre sí”.

Señala que entre las comunidades negras, angloamericanas, asiáticas y de mujeres se está hablando con sinceridad y eso, según expresa, contribuirá a corregir y a evolucionar. “Ahí es donde está el crecimiento y la conclusión que sigo encontrando es en el conocimiento y en el reconocimiento”.

La estrella de Hollywood expresa que se encuentra en un momento monumental en su vida, en que  quiero ayudarse a sí misma y a todo el que la rodea, no porque se crea que sabe más, “sino porque seguimos chocando con la misma esquina porque hay algo que mover de ahí y quiero participar con las personas que queremos vivir con esa conciencia”.

El éxito no la deslumbra

Zoe Saldaña tiene una carrera de éxito, más no se deja deslumbrar por él. De eso habla con una sinceridad que le sale del alma.

“En cuanto a mi carrera, ¿Qué es el éxito?”, se pregunta. Es de las que piensa que si un artista recibe un pago por su trabajo, ya tiene que ser reconocido como éxito, pues hay muchos en el mundo que nunca llegan a ser descubiertos, a ser reconocidos.

“Y el que yo me sienta aquí día a día, que las llamadas sigan entrando, me hace sentir bien. Quiero seguir haciendo lo que hago, pero no por el éxito, sino porque me gusta lo que hago, hacer el papel de otra persona. Vivir en el cuerpo o en el sistema de otra persona, me encanta”.

En cuanto al plano personal se siente exitosa espiritualmente. “Exitosa en el hecho de que tengo una relación muy saludable conmigo misma. Sé que tengo que crecer y evolucionar mucho, pero me siento bien. Tengo una relación saludable con mi familia, la respeto mucho y siento que me he ganado su respeto hasta ahora. Me siento bien con mi comunidad de amistades que he ‘coleccionado’ en mi vida, las que he tenido por años y las que descubro día a día”.

Hizo sentir su voz por la comunidad hispana en las elecciones de EE. UU.

Durante las pasadas elecciones de los Estados Unidos, Zoe Saldaña tuvo una participación muy activa junto a un grupo de artistas que, igual que ella, motivaron a la comunidad latina a no quedarse de brazos cruzados y participar en una de las decisiones más grande de cualquier nación: la elección de un nuevo presidente.

Sin tomar parte a favor de ninguno de los partidos que se postularon en la contienda, la destacada actriz se vio motivada a inspirar a otros a participar. “Como latinos tenemos que estar conscientes de que nuestra comunidad está creciendo y ahora nuestro poder es mayor. Ya no somos una comunidad tan pequeña, afectamos de una manera u otra a esta nación, ya no solo con nuestra participación en los negocios, también con el voto”, expresó.

Expresó su orgullo por la participación de los hispanos en esta recién contienda electoral, principalmente los jóvenes, quienes, según indica, cada vez están tomando más acciones para educarse sobre la importancia del voto a fin de tomar las mejores decisiones a favor comunidad.

Zoe Saldaña interpretó a Nina Simone (derecha), en el firme «Nina», una polémica actuación por la que decidió pedir perdón a la audiencia.

¿Cómo sobrellevaste la controversia que generó tu representación de la vida de Nina Simone?

“Aprendí mucho. Hace diez años, cuando decidí hacer la película, no tenía el conocimiento de lo importante que es representar justamente a una persona o a una comunidad. En realidad, yo soy de descendencia afrolatina, pero yo no era la persona correcta para representar la historia de Nina Simone”.

Reconoce que hay muchas actrices que en ese momento tenían más en común física y genéticamente con ella, lo que le daba más derecho para representarlas. Y no solamente era por el color de la piel y la raza, sino también por la edad.

Con gran humildad dice que, cuando hizo el papel de Nina Simone, lo hizo con tanto corazón porque era una persona que admiraba; conocía su música y pensó en la importancia de inmortalizarla en la pantalla grande, igual que a otras glorias del cine.

Nunca se imaginó que lo que hizo con tanto corazón caería de “una manera tal mal y tan ofensiva… Al principio, claro, uno se quiere defender, protegerse de la crítica, pero luego que los años pasan, con el respaldo de tantos amigos afroamericanos que son personas que respeto y me han enseñado mucho, viene la etapa el reconocimiento, y es ahí donde está el aprendizaje”.

“Ahora que yo sé todo esto, cualquier influencia que yo tenga es para que las cosas se hagan exactamente como deben de hacerse, se digan exactamente como deben de decirse, porque la representación es importante”, confiesa.

Su papel de madre es su mayor representación en la vida real

Zoe Saldana, junto a su esposo Marco Perego y dos de sus hijos, en la ceremonia de presentación de la estrella en honor de la actriz en el Paseo de la Fama de Hollywood en 2018.

En el 2013, Zoe Saldaña contrajo nupcias con Marco Perego, de nacionalidad italiana. Junto a él ha formado una hermosa familia. Tienen una pareja de gemelos Cy Aridio y Bowie, de seis años, y el pequeño Zen Hilario, de 4.

Cuenta que el papel de madre es su mayor representación en la vida real. “Me encanta ser madre. Estoy aprendiendo día a día. Hay días que me acuesto y siento que fui la mejor versión de mí misma, y en otros me levanto y pienso, hay que hacerlo mejor que ayer”.

En este proceso de formación de sus hijos, ella y su esposo están tratando de aplicar la misma crianza que tuvieron ellos y revela que es algo maravilloso.

En términos de cultura y lenguaje, en su familia la dinámica es multicultural. La comunicación de da en español, italiano e inglés y en cuestión gastronómica impera la diversidad, pero los platillos preferidos son los dominicanos, italianos y estadounidenses.

MÁS PERSONAL

¿Qué haces para mantenerte activa e informada?
Leo mucho. Me levanto de 4:30 a 5:00 a. m. y leo por espacio de hora. Es el único tiempo que tengo para mí. Me gusta mucho la literatura, me actualizo en los temas que se están debatiendo en la actualidad. Me gusta absorber información. También escucho muchos podcasts. Me encanta el de Michelle Obama.

¿Qué sentimiento despierta un libro en ti?
La imaginación me la abre completamente. Cuando no estoy haciendo lo que hago me encanta leer historias.

¿Cuáles son tus “hobbies”?

Hacer ejercicio. “Me gusta sentirme óptima; como la mente la tengo tan rápida, me gusta ejercitarme para que el cuerpo pueda seguirla”.

Me encanta cocinar. “Aprender los platos italianos que me enseña mi suegra para poder brindar a mis hijos la comida auténtica. Preparo arroz, habichuelas, carne y mangú. Disfruto cocinar con mi madre, que tiene amplios conocimientos de cocina universal”.

¿Es fácil mantener esa figura esbelta que tienes?
“Hay que trabajar mucho, ejercitarse mucho. Me gusta comer y no soy de esas personas que se la pasa torturándose y no se dan esos placeres que les complacen. A mí el comer me complace mucho, porque ahí siento que conozco al mundo, la cultura, diferentes sabores, siento que viajé”.

Sus tres prioridades

Paz interior. “Lo que me mantiene bien, en balance”.

Su familia. “Porque es mi petróleo, lo que me da mi propósito, lo que me hace levantar todos los días y me da lo que necesito para creer en mí misma y hacer lo que hago. El apoyo, el amor incondicional y el respeto que le tengo y que me gano de mi familia es vital para mí”.

Su pasión. “Porque soy una persona que si no hago lo que me gusta no vivo y no dejo que otro viva”.

Algunas de las películas en las que ha dejado su sello
“Avatar”, “Guardianes de las galaxias”, “Avengers: Infinity War”, “Avengers: Endgame Star Trek Beyond”, “Missing Link”, “Star Trek: en la oscuridad”, “Pirates of the Caribbean”, “Colombiana”, “Constellation”, “Camino a la fama”, “Get Over It”, y “La maldición del padre Cardona”, son solo algunas de las películas en las que esta celebridad ha demostrado su talento y que le han valido reconocimiento a nivel mundial.

Share: