El príncipe Harry y su esposa Meghan Markle, duques de Sussex,  asistieron el pasado miércoles  en la gala Salute Freedom, celebrada en Nueva York para homenajear al ejército en la víspera del Día de los Veteranos en Estados Unidos y el Día del Recuerdo en Reino Unido.


El príncipe Harry y su esposa Meghan Markle a su llegada al evento.

Se convirtieron en los grandes protagonistas de esta actividad tan especial. Llegaron al portaaviones que alberga el Intrepid Sea, Air and Space Museum -lugar donde se llevó a cabo la celebración- con sus mejores galas.

Para la ocasión, Meghan apostó por un hermoso vestido fluido y en color rojo de Carolina Herrera, que llamó la atención por su particular escote, su falda plisada y una abertura a la altura del muslo. Usó un brazalete de diamantes que formó parte del joyero de su suegra, Diana de Gales.

De su lado, el príncipe Harry no solo se convirtió en uno de los protagonistas de la noche por su estilismo. También, por su participación en el evento. El duque de Sussex, que sirvió en el ejército británico durante 10 años, fue el encargado de entregar las medallas en lospremios Intrepid Valor Awards a cinco miembros del servicio, veteranos y familias militares que viven con las «heridas invisibles de la guerra». 

Príncipe Carlos recuerda experiencia militar de su hijo

Durante el evento, el príncipe Carlos  el recordó su experiencia en el servicio militar e hizo referencia al aislamiento que suele sentir el ejército cuando regresa a casa. Por ello, enfatizó en la importancia de apoyar a los veteranos.

En Reino Unido, los actos del Día del Recuerdo tendrán lugar este domingo 14 de noviembre. Conforme a la tradición, se rememorarán los sacrificios de los miembros de las fuerzas armadas y los civiles en tiempos de guerra. Es un evento especial para la Corona británica que, este año, estará nuevamente marcada por la ausencia de Meghan y Harry.