La alegría de la Navidad  llegó al Palacio de Holyroodhouse,  residencia oficial de la reina Isabel II en Escocia. Ha sido iluminado con coronas festivas, guirnaldas y luces, incluyendo un árbol de Navidad de 15 pies de altura, ubicado en la gran galería.

En el área del comedor, la mesa brilla con flores, coronas y frutas azucaradas confitadas.

Las  visitas están abiertas hasta el 6 de enero para los que desean ver la hermosa ambientación navideña que ha transformado el Palacio Real de Edimburgo en esta hermosa temporada.