Rosa Arredondo
Rosa Arredondo

Comunicadora de moda

Estamos en primavera, y a pesar de la pandemia de la Covid-19, las propuestas de las altas casas de moda no se hacen esperar. Los creadores de tendencias se han esmerado para brindar opciones que permitan a la mujer lucir cómoda, segura y moderna. La tendencia son texturas de fácil lavado, consistencia y que resalten la figura femenina sin esfuerzo.

Pero también hay un punto intermedio, las extravagancias nunca se quedan en el armario. En esta onda encontrarás los terminados con telas de peluche, pelos y flecos, pero dentro de una estética en la que la figura femenina siempre será la reina. Así mismo, se pasearán las transparencias y los maxivestidos sin mucho abordaje en el diseño.

Ahora, la locura serán los jeans anchos y los tipo jogger (ajustados o arrugados en el tobillo) en tono rosa como el de Zara o el blanco de Bershka, que enmarca de manera formidable la cintura, y por estos fabulosos detalles están causando furor. A esta lista se suman los de H&M y los de Mango, en texturas que van desde algodón o sarga, hasta los famosos tejanos, tela de jeans o mezclilla. Lo fantástico de estos no es solo sus tonos, es su estilo desenfadado y elegante a la vez.

Siguiendo con esta lista se encuentra el calzado, las escaleras que te elevan y realzan tu outfit o simplemente lo aniquilan. Así que ¡alégrate! Pues todos los modelos serán tendencia, empezando por los flats tipo mules de piel, con pedrería, coloridos. Los tacones medio bajitos, con cadenas o atados a los tobillos, las botas sin tacón, las alpargatas artesanales y la locura desde el 2019, las sandalias tangas (las de tiritos finos y cordones que se amarran a la pierna y tienen un tacón cuadrado, redondo o puntiagudo que te aporta una ligera altura. Y qué decir de los tenis, estos seguirán ejerciendo su poder de libre placer al caminar. En fin, el calzado queda definido por dos palabras: comodidad y elegancia.

Los estampados nunca se quedan en esta estación, esto por la frescura que aportan el algodón, el lino y otras mezclas rellenas con exuberantes estampados propio de las jardinerías del trópico. Las telas son las protagonistas, y de las prendas, la favorita será el vestido, sea maxi o mini.

Sobre los colores, la primavera se vuelve vibrante, divertida y alegre para llenar de esperanza y romanticismo la vida, al menos así la ven Elie Saab, Valentino y Versace. Por esto encontrarás el verde vibrante y los tonos menta y limón; también los tonos rosa, naranja, amarillo, morado, los ocre y tierra, pero el mágico rojo y el enigmático negro no se quedan en el listado.

Los tops crop siguen tomando protagonismo, ya sean solos o combinados con pantalones de caída suaves y chaquetas, con combinaciones de texturas y colores.

En cuanto a las uñas, se vestirán de diseños en colores primaverales y sus formas serán menos góticas.

El cabello seguirá siendo foco en castaños oscuro, plateado o canas (naturales o realizadas por expertos, pero ojo con esta técnica, pues en vez de verte juvenil pudiera aportarte más edad), el rubio claro, ondas suaves, crespo natural, y sobre el largo el que vaya con tu estilo de vida.