• Para mí familia es hogar, confianza, fortaleza, refugio y sobre todo amor; la certeza y seguridad de que tienes unos brazos cálidos en los que puedes confiar
Doris Javier
Doris Javier

Directora

“Con mi corazón latiendo y caminando en otro ser”, así, guiada por esa filosofía, la cirujana plástica Tania Medina vive cada día su labor de madre. Es una mujer emprendedora y muy activa profesionalmente, pero está consciente de que su prioridad es la familia, ese nido lleno de amor en el que se gestan las grandes transformaciones sociales.

Junto a su madre María Collado y sus hijas Daniella, Letizia y Paula. Foto: fuente externa.

Hablar de sus hijos la emociona grandemente. Se siente muy bendecida con la familia que ha conformado. Junto a Pablo García han procreado a Daniella, Letizia, Pablo y Paula, que son su gran bendición, la razón por la cual se levanta cada día.

Dice que hace once años, la maternidad la cambió. A partir de entonces se siente diferente. “Me sentí un ser más integral, enfocado y multifacético. Las madres de hoy en día somos madres 360, pues debemos conjugar ser profesionales, esposas, madres e individuos”.

Para lograrlo ha tenido que buscar el equilibrio, algo con frecuencia muy retador. Es de las que se coloca horarios para todo. Expresa que cada minuto intenta ser ejemplo para sus hijos y dedicarles tiempo de calidad, más que de cantidad.

“Sé que mis hijos harán lo que ven de mí, no lo que les digo; por eso, cada día me levanto con la finalidad de ser mejor que ayer para llevarles, con acciones, un mensaje de que sí se puede”, expresa.

Foto: fuente externa.

El mayor legado que quiere dejar a sus hijos es que estén conscientes de que vinimos a este mundo a ser felices, no perfectos.

R.S. ¿Qué sueña para los dominicanos?

T.M. Un país lleno de paz y alegría y que sigamos brillando en el mundo por nuestro carisma y entusiasmo.

R.S.  Cómo mujer, ¿cuáles son sus principales retos?

T.M.  Conjugar la vida de profesional con Tania la mamá, la esposa y el individuo.

R.S. A su juicio, ¿qué es lo principal que debe tener en cuenta una persona alcanzar el éxito?

T.M. Entiendo que debe confiar en su potencial, en sus “superpoderes”, como yo los llamo, pues desde el momento que empiezas a creer en ti, empieza a ocurrir la magia.

R.S. ¿Qué es lo que más le gusta hacer cuándo no está trabajando?

T.M. Amo ver películas románticas en mi camita y disfrutar de mi familia.

R.S. Si tuviera que emular a una de esas grandes mujeres que han marcado la historia a nivel mundial, ¿cuál sería?

T.M. La madre Teresa de Calcuta, pues llevó un mensaje de amor y paz al mundo completo, y esta es mi filosofía de vida, que lo único real es el amor. Si todos nos amáramos primero a nosotros y luego a nuestro prójimo, el mundo sería diferente.

R.S. ¿Cuál ha sido su mayor orgullo?

T.M: Llevar un mensaje de belleza integral a todas las personas del mundo a través de muchas plataformas y recibir mensajes de que he cambiado vidas, me llena el pecho de orgullo.

Un momento especial como profesional

La cirujana plástica dice sentirse en uno de los mejores momentos de mi vida. Revela que ama lo que hace y no es un trabajo, sino una manera de vida.

Como profesional de la cirugía plástica se siente satisfecha de llevar un mensaje de belleza integral al mundo y que las personas lo estén haciendo suyo.

“La felicidad es estar en armonía con lo todo lo que representa tu ser”.

R.S.  ¿Cómo ve la cirugía plástica hoy día?

T.M. Está evolucionando rápidamente, y es fascinante tener todos esos avances en favor de nuestras pacientes. La República Dominicana es un destino de turismo médico espectacular y muy solicitado, somos número uno en el Caribe, así que debemos sentirnos orgullosos.

R.S. ¿Qué es la belleza para usted?

T.M. Es amor a ti, con tus luces y sombras, virtudes y defectos; aceptar eso que eres y sentirte feliz con ello.

R.S. ¿Considera que la belleza exterior es lo fundamental en un ser humano?

T.M. Entiendo que la belleza es integral, es un equilibrio de la belleza interior con la exterior.