«Produciendo cacao con enfoque de derechos» concluyó tras tres años de ejecución

La organización Save the Children (STC) presentó los resultados del proyecto “Produciendo Cacao con enfoque de Derechos: Una apuesta por un comercio justo en República Dominicana”, desarrollado durante tres años en las comunidades cacaoteras de Hato Mayor, El Seibo-Miches y Yamasá con el apoyo de la Unión Europea, para promover la protección de los derechos de la niñez en el sector cacao y su cadena de valor.

El proyecto involucró a 87 asociaciones conformadas por 840 productoras/es miembros de la Confederación Nacional de Cacaocultores Dominicanos (CONACADO), y a autoridades del Sistema Nacional de Protección de Niños, Niñas y Adolescentes, además de comités de protección comunitarios, grupos de mujeres adolescentes y adultas, como también a niñas, niños y adolescentes residentes en estas comunidades.

Organizaciones comunitarias de Yamasá y Monte Plata y el equipo técnico de STC asistieron al acto de cierre del proyecto, celebrado en el salón empresarial de la Asociación de Industrias de la República Dominicana (AIRD).

La directora de Save the Children RD, Alba Rodríguez, explicó en su discurso de bienvenida que el proyecto incidió en más de 30 comunidades de las provincias señaladas, realizando un trabajo de apoyo a los esfuerzos que el país despliega para la protección infantil y la prevención del trabajo infantil en el sector del cacao y su cadena de valor.

“Hemos desarrollado un trabajo muy positivo, logrando, junto a las comunidades, generar conocimiento y capacidades para continuar innovando en las prácticas productivas con enfoque de derechos. En la estructura de producción de 87 asociaciones de CONACADO, formamos a 1,057 productores/productoras en Derechos Humanos y de la Niñez y prevención de trabajo infantil, creamos 31 Comités de Protección Infantil articulados al Sistema Local de Protección, con protocolo de actuación frente a los casos de abuso infantil. Así mismo, formamos a 3,967 niñas y niños en materia de sus derechos, autoprotección, trabajo infantil y mecanismos de protección”, indicó Rodríguez.

Abel González, gerente comercial de Conacado.

Abel González, gerente comercial de CONACADO, destacó también el alcance del proyecto en las comunidades participantes. “Logramos involucrar y formar a 2,508 padres, madres y cuidadores en derechos humanos, de la niñez, protección y mecanismos de Debida Diligencia. Además, 377 hombres de estas comunidades fueron formados en nuevas masculinidades con el objetivo de poner en práctica herramientas contra la violencia de género, así como también, recibimos apoyo con el kit COVID-19 para el cuidado, alimentación e higiene de 2,508 familias”, precisó.

La presentación de los resultados de este primer proyecto que involucra a una empresa privada en la prevención del trabajo infantil, estuvo a cargo de Annetty Matos, coordinadora del proyecto expuso los principales resultados del proyecto, y Marian Cortés, gerente de Calidad Programática de SCRD expuso sobre la Sistematización de Buenas Prácticas del programa.

En representación de las autoridades locales de Yamasá y Monte Plata, participaron Juan Antonio Almonte, del Ministerio de Educación (MINERD); Cristina Sepúlveda, del Ministerio de la Mujer; Claudia Abreu, del departamento de Erradicación del Trabajo Infantil, del Ministerio del Trabajo.