Una nueva versión de «Entre tu cuerpo y el mío» es el resultado de esta colaboración

El artista puertorriqueño Ryan Milo acaba de lanzar su primera colaboración musical, en la que se ha unido a la experimentada merenguera Milly Quezada para traer al público una nueva versión del exitoso tema «Entre tu cuerpo y el mío», transformado en una romántica bachata.

«Entre tu cuerpo y el mío» fue popularizado en 1995 en la voz de la intérprete dominicana y que hoy renace con la unión de las voces de Ryan y Milly. Este sencillo ya se encuentra disponible en todas las plataformas digitales. Ryan Milo se apresta para lanzar su primera producción musical «Como Olvidar: Back To The 90´s», a finales de mayo.

«Para mí es un lujo y un sueño materializado poder realizar mi primera colaboración acompañado de la grandiosa Milly Quezada. Durante la grabación del video hasta el resultado final, han sido momentos repletos de buenas vibras y emociones. Siento mucho agradecimiento hacia Milly por confiar, apoyar mi talento y creer en mí, desde hoy hasta la eternidad estaré en profundo agradecimiento», comenta el intérprete.

La composición de Gustavo Márquez contó con el arreglo musical de Ambiorix Francisco. El video musical fue grabado en las Ruinas de Engombe en Santo Domingo, producido por Dave Laureano y dirigido por Luis Gómez.

«Me pareció formidable la oportunidad de poder ser un trampolín para talentos jóvenes como Ryan Milo que se lanza con un proyecto muy ambicioso con esta canción que  ha sido muy acertada… Yo le deseo todo el éxito del mundo. La interpretación de Ryan es maravillosa, hacen falta talentos y voces como la de él y que yo pueda ser partícipe como artista invitada en esta producción, le estoy agradecida», expresó Milly Quezada sobre esta colaboración.

La artista, quien pronto cumplirá 45 años en la industria, expresó la ilusión que le provoca ser parte de la carrera de Milo y aseguró que este tendrá frutos extraordinarios, «porque es un artista dedicado, pero sobre todo con voz y carisma; eso no lo tiene todo el mundo y no se puede comprar. Es un logro fantástico del arreglista en tiempos donde la bachata ha sido proclamada patrimonio cultural de la humanidad».