Doris Javier
Doris Javier

Directora Roce Social

Este 16 de agosto, como cada cuatro años, el Congreso de la República acaparó la atención de dominicanos y extranjeros. Y no era para menos, en esa hermosa mañana en la que iniciábamos la conmemoración de la gesta de la Restauración, se llevó a cabo la toma de posesión de un nuevo gobierno.

Desde sus casas, miles y miles de personas dieron seguimiento a la ceremonia en la que Luis Abinader Corona se convirtió en presidente del país, a la cual asistieron representantes del Cuerpo Diplomático acreditado en el país, asambleístas, compañeros de su partido y familiares.

Fue un acto impecable, en el que se cumplió el protocolo de rigor, según el cual tanto hombres como mujeres asisten vestidos de blanco.

Su discurso fue esperanzador y llenó las expectativas de muchos generando múltiples comentarios, pero la moda no se quedó atrás en cuanto a provocar reacciones positivas.

Desde que comenzaron a llegar los invitados, la elegancia, el pocrte y el buen gusto de la mayoría de las damas que asistieron a la Asamblea Nacional se hizo notoria y comenzó a ser tendencia en las redes sociales, destacando la apuesta por los diseñadores criollos, quienes vistieron a las protagonistas del día.

Es que Luis Domínguez, la firma Jenny Polanco, José Jhan, Nina Vásquez y Keiter Estévez se la lucieron con sus finos y elegantes diseños.

La primera dama, Raquel Arbaje.

La primera dama, Raquel Arbaje de Abinader, lució un hermoso traje tipo sastre de Jenny Polanco, manga larga, falda por debajo de la rodilla, con cuello inspirado en un tulipán y sobreposición de texturas. Un estilo que resalta su silueta, confeccionado en drill presidente y con detalles en ámbar.

De su lado, la vicepresidenta, Raquel Peña, llevó un elegante vestido “Robe Taileur”, de mangas largas y cuello cisne cruzado con abotonaduras invisibles y cortes curvos del cuello hasta el ruedo, con falda línea A. Este traje, creado por Luis Domínguez, fue confeccionado con un exquisito tejido crepé marocain, de tono blanco perla. El estilismo fue responsabilidad de Reading Pantaleón.

La senadora del Distrito Nacional, Faride Raful, llevó un vestido de Maylé Vásquez con detalles a la cintura y hombro derecho que marcó tendencia.

En tanto que la alcaldesa de Santo Domingo, Carolina Mejía, escogió un diseño de la diseñadora Carolina Sanz, que de manera sutil y dinámica realzó su silueta, acentuada por detalles de encajes trabajados a mano.

De igual forma, la joven diseñadora vistió a la primogénita del presidente Abinader, Esther Abinader, quien exhibió un vestido moderno, de corte asimétrico y mangas largas y contó, para el estilismo, con Nicole Marie Betances y Giovanna Vásquez.

En tanto que la artista Juliana O’Neal, quien se juramentó como diputada de Santo Domingo Este, lució un vestido trompeta en doble vuelo con corte moderno y elaborado en crepé stretch satin, diseñado por Michelle Reynoso.

Julie Bernstein, hija de la embajadora de los Estados Unidos en el país, escogió un conjunto de falda y blusa creado por la diseñadora Melkis Díaz, en el que destacan los lazos en los puños y una gran lazada de la cintura.

Milagros Germán, la nueva directora de Comunicaciones y vocera de la Presidencia, optó por un diseño de Luis Domínguez, con una blusa de escote reina Anna recto, de manga larga, estilo sastre y fruncidos en diagonal al descuido, formando un imponente péplum asimétrico, que combinó con una falda tubular con longitud Chanel y cinturilla forrada a juego confeccionada en un exquisito tejido de lana tropical en tono blanco suave.

La diputada por la provincia Hermanas Mirabal, Charlene Canaán, vistió un hermoso diseño de corte sirena de líneas rectas con peplum integrado y bolero a juego creación de Michelle Reynoso, que resaltó su belleza.