Los duques de Sussex, el príncipe Harry y Meghan Markle, fueron desalojados de la única residencia que tienen actualmente en suelo británico, según revela este el diario The Sun. Aunque la pareja se mudó a California en marzo de 2020, tras renunciar públicamente a sus responsabilidades institucionales, la pareja conservaba como suya la propiedad de Frogmore Cottage, en la localidad de Windsor, para sus futuras vistas al Reino Unido.

Sin embargo, el rey Carlos III habría puesto fin a esta situación en el marco de su política de reordenación de las dependencias reales, enviando a su hijo y a su nuera una notificaciósobre la necesidad de que abandonen cuanto antes el inmueble.

Como aseguran fuentes del entorno de Harry y Meghan, estos ya se han puesto manos a la obra para que todas las pertenencias que se encuentran en su todavía hogar les sean enviadas a su casa angelina, donde viven junto a sus hijos Archie y Lilibet Diana. No han trascendido, de momento, detalles sobre la forma en que ambos habrían reaccionado a este gesto del rey, pero es muy probable que lo interpreten como un nuevo desplante, que se sumaría a tantos otros agravios cometidos por Carlos debido a la tensa relación que le une a su hijo menor. Hay que recordar que los duques mantienen además un agrio litigio con el gobierno británico por su pretensión de contar con escolta policial cada vez que viajen al Reino Unido.

FUENTE: PERIODICO EL MUNDO.