Rosa Arredondo
Rosa Arredondo

Experta en moda

Con la llegada del coronavirus (COVID-19), muchos han sido los cambios en el diario vivir… No solo ha sido lavarse las manos constantemente, lo que puede conllevar a un deterioro de la manicura, sino, lo más importante, el uso de la mascarilla.

Ya se sabe que es incómoda, que a veces se siente como si te asfixiara, pero es necesaria. Nadie puede darse el lujo de salir a la calle sin una, y es una “moda” que llegó para quedarse por un largo tiempo, por lo que es vital elegir no solo la más apropiada, sino la que combine con tu “outfit”.

La mascarilla se ha convertido en un accesorio indispensable (y obligatorio en muchos países), en la nueva normalidad o “covidianidad” que se está viviendo. Desde que se determinó su uso obligatorio han surgido diferentes diseños de una de sus modalidades más comunes: las de tela reutilizables, de tipo higiénicas.

Y como para el gusto los colores, para muchas personas el llevar una mascarilla con diseño es solo diversión, pero cuando se trata de estilo y belleza, los expertos recomiendan poner ante todo la salud y respetar las reglas establecidas por los organismos rectores, pero aclaran que para los amantes de la moda vanguardista, sí es posible lograr que esta vaya a tono con la vestimenta que se porte.

Un elemento que llego para quedarse

El estilista y director de escuelas de modelos Sócrates McKinney señala que la mascarilla es un elemento que aparentemente llegó para quedarse. “Emitir un juicio de cómo debe combinarse es tan fácil como emitirlo para cualquier otra pieza de vestir. En primer lugar, dependerá de la personalidad, la edad, la profesión y la ocasión”.

La oferta de mascarillas va desde modelos muy sencillos hasta otras muy elaboradas, haciendo un paralelismo con esta misma forma de personalidad.

En la actualidad, son muchos los diseñadores que le han impregnado el ADN de su marca a sus propuestas de tapabocas y estas serán seguramente la opción primera para sus seguidores, afirma el también fundador de Dominicana Moda.

En segundo lugar, señala que esta es una decisión profiláctica y que eso siempre debe primar sobre la estética.

Por otro lado, la diseñadora de moda Verónica Lora expresa que, en lo personal, “para mí esto de combinar la mascarilla no tiene un código de colores, ni siquiera una obligación de combinarla con la ropa. Esto porque en asuntos de seguridad y salud hay que poner la salud primero”, explica.

No considera prudente que la gente se estrese pensando que la mascarilla hay que combinarla con la corbata, con la cartera, con los zapatos, porque la gente se pone la que encuentra y eso es lo importante.

En estos momentos se están viendo muchas variedades de mascarillas de diseñadores, pero Verónica hace el énfasis en que “hay tomar en cuenta que estas no deben tener detalles en metal, ni en plástico que sobresalgan, porque son accesorios que retienen más lo que es el coronavirus COVID-19, son artículos que normalmente no se lavan en lavadoras; he visto que hay quienes le agregan accesorios de la misma tela, que pueden ser impermeables o no”.

Impera la creatividad

Finas opciones de la marca inglesa Apujan

El consejo de la diseñadora y catedrática de la carrera de Diseño de Moda es que, ya sea que te gusten los tapabocas extravagantes con esos florones, de las cuales están haciendo bellísimas piezas con adornos impresos o pintadas a mano -ahora mismo hay mucha creatividad en la mascarilla porque esta es la pieza de moda- pongas por encima de cualquier detalle tu seguridad y que te asegures que la mascarilla tenga el tejido adecuado.

Un detalle muy importante que saca a colación la diseñadora es que a veces los que hacen esta prenda de prevención en materia de salud “le ponen cinco, seis, siete capas de algodón, pero se les olvida ponerle lo más importante, el antifluido para protegerte de que el virus pase hacia tu cuerpo. Para mí la protección va primero que la belleza”, reitera.

Así que la próxima vez que salgas a la calle, hazlo bien protegido, y como amante del buen gusto y estilo, recuerda que lo importante es tu salud… ¡el estilo siempre irá contigo!