A través de la Escuela de Danza Pirouette están haciendo una hermosa labor que además de enseñar generan empleos a jóvenes talentosos

TEXTO: DORIS JAVIER  FOTOS: JOSÉ MIGUEL TEJER

Karina García y  Carmen Alburquerque tienen muchos puntos en común. Son aficionadas de la danza, pasión que han venido cultivando desde niñas. En principio, como alumnas en sus proceso de formación; y segundo, como maestras para diferentes instituciones académicas.

Durante este transitar, hermoso camino de crecimiento profesional y personal, ambas obtuvieron la experiencia y madurez que les motivó a formar la Escuela de Danza Pirouette, que hoy orgullosamente dirigen.

Están conscientes que no siempre tener una sociedad es sencillo, pero están seguras que lo importante es buscar un punto medio y ser lo más objetiva posible para llegar a la toma de decisión más favorable para el negocio.

Al iniciar cada día de trabajo, toman muy en cuenta el motivo que dio inicio a este modelo de negocio, que es transmitir un poco de los conocimientos adquiridos en el trascurso de su aprendizaje y cultivar en las alumnas la importancia de la constancia, la disciplina, valorar su cuerpo y el amor por el arte y la cultura.

Como emprendedoras les motiva el poder generar empleos a jóvenes con mucho talento en nuestro país, que a veces no se les da la oportunidad. Y definitivamente, poder dejar un legado en la educación de cada niña que pasa por nuestro salón de clases.

Actualmente, ¿cuáles son las expectativas que tienen?

No es sorpresa que la pandemia ha dejado un panorama poco esperanzador para los emprendedores. Muchos negocios han tenido que cerrar, en el caso nuestro la matricula ha bajado mucho y nos hemos tenido que reinventar con las metodologías y los protocolos de clases, sin embrago, no hemos tirado la toalla.

Nosotras esperamos que los padres dejen el miedo y reintegren a sus hijas a clases, ya que nuestra escuela está tomando todas las medidas de lugar para brindar un ambiente seguro para las niñas y por supuesto que la vacuna sea una realidad para poder volver a la normalidad.

Metodología que utilizan

La Escuela de Danza Pirouette se dedica a la danza en sus distintas disciplinas; orientada fundamentalmente a niños y jóvenes adolecente. Con los adultos como público secundario. 

Imparten Ballet Clásico, Jazz Dance, Hip Hop, Pilates, Belly Dance, Contemporáneo y Danza Española

Utiliza la metodología tradicional en cada una de las técnicas que impartimos, con la variación de que, dependiendo la edad, la clase se imparte de manera más flexible o no.

Al referirse a la danza en los infantes, sostienen que tiene muchísimos benéficos que  bailar estimula la circulación y el sistema respiratorio; favorece la eliminación de la grasa en el cuerpo; corrige las malas posturas; ayuda a ganar elasticidad; ejercita la coordinación, la agilidad de movimientos y el equilibrio.

El  futuro del quehacer artístico en el país

Tanto Karina García como Carmen Alburquerque están conscientes de que en el país el arte es poco valorado y accesible, lo que se acentúa con las escasas instituciones que trabajan a favor de este cometido de manera gratuita o con facilidades. “Pero, aun así, tenemos la esperanza y seguimos apostando a que las academias de baile se tomarán en cuenta para así beneficiar a la clase artística del país”.

Sus planes en 5 años

 “Nos vemos con una matrícula mayor, con una sucursal en la zona oriental y con un modelo de negocio menos centralizado, producto al crecimiento”.

Karina García y  Carmen Alburquerque